EL MUNDO DEL DIVORCIO: FACIL, RAPIDO Y ECONOMICO

Divorcios express y Separaciones con o sin acuerdo e hijos. Convenios reguladores, abogados en Madrid

EL MUNDO DEL DIVORCIO: FACIL, RAPIDO Y ECONOMICO - Divorcios express y Separaciones con o sin acuerdo e hijos.  Convenios reguladores, abogados en Madrid

Mi marido está liado con otra mujer, ¿qué hago?

Mi marido está liado con otra mujer, ¿qué hago?.

Existen situaciones que se repten en multitud de familias, en las que uno de los miembros de la pareja tiene una relación extramatrimonial con su amante, dejando en una difícil y comprometida situación a su cónyuge y la familia en general.

En estos momentos el cónyuge al que le están siendo infiel se plantea su panorama ante las diferentes posibilidades, y verdaderamente la situación es muy compleja. Si en el matrimonio como en la mayoría de los casos existen deudas e hijos dependientes económicamente la situación es mas delicada aún, pues la ruptura podrá suponer no sólo la brecha del matrimonio sino de la familia entera, mas aun cuando el infiel es el esposos y en la familia es la única persona que obtiene ingresos para sostener las necesidades familiares.

Desde nuestro punto de vista y con nuestros conocimientos y experiencia recomendamos ser claros y responsables, enfocar el tema con madurez, lo que no supone que la otra parte también lo haga, y ahí radica el problema, pues ante una mala reacción de nuestra marido podemos entrar en un divorcio contencioso que será lento, costoso y desagradable, debiendo de ser consciente de ello.

También hay personas que aceptan la situación y se adaptan a ella y a esa doble vida de manera temporal, lo que puede ser acertado e inteligente y acertado en algunos casos muy específicos, pero que en definitiva no debería de alargarse por un largo tiempo, por las deudas y compromisos económicos, ni menos aún pensando en los hijos menores, pues de no enfrentarse a la realidad en algún momento tal vez los mismos hijos digan que han vivido en una mentira y engañados, lo que tampoco es justo, lo mejor es afrontar la vida como viene y ser valientes para afrontar la responsabilidad de nuestros actos pues todo no se puede tener y con cada opción y decisión ganamos  perdemos algo.

Divorcio por infidelidad.

Divorcio de mujeres.

Regalos del día de Reyes con padres divorciados

Regalos del día de Reyes con padres divorciados:

 

Uno de los principales días de la Navidad es el día de Reyes, 6 de enero, momento en el que los niños tienen la ilusión de recibir los regalos que los Reyes Magos le han traído. En estos casos los padres deben de valorar que es un día importante para los niños, que deben de disfrutar, por encima de disputas de los padres en cuanto a la interpretación de una sentencia o convenio regulador o los derechos y obligaciones de padre y madre. Existe mucha controversia en cuanto a si tiene derecho al progenitor al que no le corresponde a darle los regalo en dicha fecha, pues bien, a pesar de la regulación que pueda existir, se debe de usar el sentido común, y buscar el beneficio de los hijos. Normalmente a uno de los padres le toca el día de Navidad (que viene Papá Noel) y a otro año nuevo (Reyes Magos), y lo mejor es que se organice para entregar cada progenitor los regalos de su familia en dicho día unificados, pues no es cuestión de qué día me toca, sino en buscar un momento de ilusión y felicidad de los niños, pues cualquier conflicto, no merecerá la pena, pues por cabezoneria de los padres se estará perjudicando la vida de nuestros hijos, con detalles que marcan un conflicto y que lejos de reducirse suelen ir a mas sin ninguna necesidad.

,

 

 

 

Visitas de abuelos divorciados con los nietos

Visitas y comunicación de abuelos divorciados con los nietos:

Todo abuelo y abuela tiene derecho a relacionarse con su nieto o nieta. Además, lo que es más importante, todo niño y niña tiene derecho a relacionarse con sus abuelos. En los casos en los que los abuelos están divorciados, lo cual es cada vez mas frecuente (antes era al revés y lo raro era tener abuelos divorciados) es complicado coordinar las relaciones familiares pues cuando la relación entre los abuelos divorciados no es buena. El primer criterio antes de plantearse interponer procesos en el Juzgado es la de aplicar el sentido común, y como se suele decir “hacer de tripas corazón” y fomentar una relación cuanto menos razonable y cordial pues si precisamente el objetivo es el bienestar de los niños, nietos de ambos abuelos divorciados, estos son los que tienen que ser valientes y hacer el esfuerzo por los niños, pues de nada sirve pelear en el Juzgado el derecho de ver unos menores cuando tal vez el conflicto entre ambos abuelos, les perjudique mas de lo que les beneficie. Unos abuelos unidos, o separados pero respetuosos, podrán suponer un apoyo valiosísimo para los menores, en cambio, dos abuelos que crean tensión y conflicto (en algunos casos con descalificaciones con el otro abuelo o abuela, comparaciones…. etc) no son recomendables, y tal vez después del correspondiente informe psicosocial no se establezca ningún derecho de visitas. Los padres deben ser los que en cada momento valoren la situación familiar y que permitan el contacto con ambos abuelos.

En ocasiones las relaciones están tan deterioradas que cualquier esfuerzo es contraproducente, y en vez de acercar las posturas, las aleja después del proceso judicial. La alienación parental de los padres hacia los abuelos o incluso la actitud inadecuada de los abuelos, pueden hacer recomendable el no establecimiento de visitas a los abuelos. En los Juzgados se emiten resoluciones que resultan injustas en múltiples ocasiones para algunas de las partes, y en este caso, la prioridad absoluta son los hijos menores de edad, que no tienen que pagar los “platos rotos” de la familia, aunque incluso en algunos casos mantienen actitudes inapropiadas alentadas o no por las influencias familiares.

 

 

Derecho de visitas de los abuelos a los nietos

Derecho de visitas de los abuelos a los nietos:

En los casos en los que los abuelos quieren estar con sus nietos, pero no les es posible por la vía de hecho, se debe de plantear la viabilidad y conveniencia de iniciar trámites legales. Cada caso será diferente, en primer lugar analizando el motivo por el que los abuelos no pueden visitar con naturalidad a los nietos, pues en la mayoría de los casos suele ser por la oposición de los padres de los niños, los hijos hijos de los abuelos. Habrá que analizar múltiples circunstancias familiares como son:

  • Arraigo de nietos con abuelos previos al momento analizado.
  • Relación entre abuelos y padres, motivo que provoca la imposibilidad amistosa de poder tener un derecho de visitas con los hijos.
  • Idoneidad de los abuelos: Acreditar la no existencia de ninguna razón que impida el cuidado y compañía de los abuelos, como pueden ser adicciones, situaciones de posible maltrato… etc.
  • Circunstancias accesorias como son: Salud de los abuelos, lugar de residencia, posibilidad de comunicación, capacidad económica.. etc.

Aunque los padres de los niños estuvieran divorciados, los abuelos podrán relacionarse libremente sin necesidad de hacerlo constar en ninguna resolución judicial, por relacionarse amistosamente los abuelos con los niños en el periodo de ejercicio de custodia paterna o materna, con independencia de cual de ellos sea su hijo o hija, y cual sea su yerno o nuera.

En los casos en los que la relación por desgracia no es adecuada con ninguno de los progenitores, a pesar de poder existir un convenio regulador, los abuelos podrán plantear una demanda de visitas respecto de los nietos, pudiendo establecerse perfectamente en los casos en los que se acredite principalmente que será positivo y beneficioso para los menores, siendo recomendable la relación de un informe psicosocial en el que se certifique la valoración profesional al respecto. Acceso a divorcio con hijos.

 

 

 

¿Existe el certificado de divorcio en España?

¿Existe el certificado de divorcio en España?.

En España existe el certificado de matrimonio, siendo aquel documento que acredita la existencia de un determinado vínculo matrimonial, así como su estado actualizado, pues en él se anota cualquier variación posterior a la inscripción: Capitulaciones matrimoniales, separación, divorcio, reconciliación previa separación formal.. etc.

Por ello, todo lo que le ocurra de carácter trascendental a un determinado matrimonio, se anotara en dicho certificado, sin que exista en certificado de separación o divorcio, pues el certificado será el de matrimonio, en el que se anotará el divorcio o separación, pero, ¿dónde se anota la sentencia o escritura de Notario?.

En el certificado de matrimonio existe un margen izquierdo en blanco, destinado a “notas marginales” de inscripción siendo el lugar en el que normalmente se anota la inscripción de matrimonio o separación. En algunos Registros Civiles como es el Registro Civil Único de Madrid (de calle Pradillo 66) en los certificados mas actuales se hace constar al final del documento, con independencia de que cuente con una, dos, o tres hojas, al final de las mismas en un apartado final se hace constar el divorcio o separación.

En cualquier caso se suele requerir para todos los usos (como por ejemplo para volver a casarse) aportar certificado literal de matrimonio actualizado de fecha de expedición no anterior a 3 meses, lo que justifica que en dicho momento está vigente el estado civil que corresponda. Por tanto, no existe el certificado de divorcio, sino en todo caso la sentencia judicial o escritura notarial que certifica la declaración de separación o divorcio, que se inscribe en el Registro Civil en el que se haya inscrito el matrimonio, en el certificado de matrimonio para que surta efectos jurídicos frente a terceros.

 

 

¿Que quiere decir la disolucion del vinculo matrimonial?

¿Qué quiere decir la disolución del vinculo matrimonial?.

 

La disolución del vínculo matrimonial sólo se produce en dos casos, en casos de divorcio o de muerte de alguno de los cónyuges, caso en el que el matrimonio deja de existir, la institución matrimonial finaliza, ya sea por la muerte de uno de los esposos son regulación alguna, o por divorcio con el establecimiento de una regulación establecida en el convenio regulador o sentencia de proceso contencioso.

La diferencia principal práctica que ocurre con la disolución del vínculo matrimonial es que dejan de estar vigentes los derechos y obligaciones matrimoniales, y se podrá volver a contraer un nuevo matrimonio, ya sea con la misma u otra persona. En casos de separación matrimonial (y no divorcio), el vínculo matrimonial aún existe, y a pesar de que también han decaído los derechos y obligaciones matrimoniales, no es posible contraer nuevo matrimonio, pues en dicho caso se incurriría en bigamia.

La gran novedad y avance en España es la posibilidad de acudir al divorcio de mutuo acuerdo ante Notario, y no sólo el judicial “de toda la vida” con los trámites burocráticos que ello supone.

Mi amante me presiona para que me divorcie, ¿que hago?

Mi amante me presiona para que me divorcie, ¿que hago?.

 

No son pocas la veces en las que las relaciones triangulares se van complicando por las presiones de los intereses contrapuestos de nuestra pareja, marido o mujer, y nuestro amante, pues si bien es cierto que tenemos una relación inicial de confianza con nuestra pareja que está rota por la infidelidad sin que nuestra pareja lo sepa, nuestro amante en definitiva conoce nuestra debilidad, y puede presionar aprovechándose de la relación de confianza existente y pretender “sacas tajada” de modo improcedente.

 

Todo es una situación de equilibrio, que por medio de presiones se puede descontrolar en la medida en la que no se sabe mantener dentro de su “burbuja” a la amante, y ante su necesidad (o interés) de querer mas de nosotros, pretende que demos un paso que le beneficia alejándonos de nuestra vida y acercándonos a la vida que nuestro amante desea, cuando menos con mayor libertad y sin tantas limitaciones (tener que esconderse de la vida de la persona casada, pues es un romance clandestino).

Si a uno se le presiona con el divorcio, se deben de realizar varias preguntas:

  1. ¿Hasta que punto nos merece la pena mantener nuestro matrimonio si estamos siendo infieles?.
  2. ¿Hasta que punto nos merece la pena nuestra amante si nos está presionando?.
  3. Existe mucha diferencia entre recomendar, presionar o chantajear, ¿que sentimos que hace y qué quiere hacer realmente nuestra amente?.

Mantener un matrimonio solo por los hijos

Mantener un matrimonio solo por los hijos:

 

No es fácil ninguna relación sentimental, pero la decisión de la ruptura no se enfoca de la misma manera cuando existen hijos comunes que cuando no los hay y sólo se dispone de la vida de uno mismo. Los hijos siempre condicionan la ruptura de sus padres por múltiples interrogantes.

  • ¿Qué será de mi después de ruptura?.
  • ¿Podré compaginar mi vida con los cuidados de los hijos?.
  • ¿Va a afectar a mis hijos la ruptura o realmente lo que le afecta es mantener la relación matrimonial?.
  • No quiero seguir siendo pareja sentimental de mi marido o esposa, pero, ¿mis hijos podrán aceptar bien una futura nueva relación sentimental con otra persona?.
  • ¿Cómo va a reaccionar mi actual pareja frente a la ruptura?.
  • ¿Mi ex pareja, padre o madre, perjudicará la relación que tengo con mis hijos?.
  • ¿Cómo va a reaccionar mi entorno y familia respecto de la ruptura?.

No se sabe qué es lo correcto en cada caso, pero nosotros recomendamos siempre ser valientes y fieles a nosotros mismos y a lo que realmente queremos, pues no solemos hacer ningún favor a nuestros hijos si mantenemos en el tiempo una relación entre dos padres que no es adecuada.

Cada familia es diferente y como se suele decir, “en todas las casas cuecen habas”, ninguna familia es perfecta, pero si que hay situaciones familiares insostenibles, por aguantar se puede aguantar las discusiones y problemas, pero hasta cierto punto, siempre y cuando sea no sea de un modo insano, pues hay veces que pensamos que estamos beneficiando a los hijos aguantando una relación rota, y después nos damos cuenta de que no ha sido así y es tarde como para rectificar la situación.

 

DIVORCIARME POR DESPRECIO DE MI PAREJA

DIVORCIARME POR DESPRECIO DE MI PAREJA:

 

Cada matrimonio tiene unos valores, aquellos que han llevado a querer casarse con esa pareja, y no con otra persona. Por ello, o bien ha cambiado la forma de actuar de nuestra pareja, o nuestra forma de verlo, pero en ocasiones sólo cambian las circunstancias, de manera que no aguantamos en determinados momentos cosas que si se han aguantado en otros anteriores, estando acostumbrados a dicha rutina, aunque pueda ser injusta.

 

Nadie tiene derecho a despreciar a otra, y menos aún si es su mujer o marido, pero la pregunta es, ¿qué estamos dispuestas a aguantar de nuestra pareja?, nadie es perfecto, todos tenemos problemas y nos irritamos y en ocasiones reaccionamos mal frente a los que menos se lo mereces, pero que nos parezca que somos despreciados, es algo subjetivo, y es algo que tenemos derecho a aguantar o a no aguantar dependiendo de nuestro criterio subjetivo.

 

Por ello, hemos nacido para ser felices, para no aguantar lo que no queremos y poder elegir por otro tipo de vida independiente de nuestro marido a mujer, pero, ¿por qué no damos el paso ahora o lo hemos dado antes?, la vida es compleja, y confluyen múltiples intereses y circunstancias, si se quiere divorciar, divorciese, por decisión propia, por no querer compartir con nuestra cónyuge una vida sin necesidad de justificarlo, tenemos derecho a querer o no querer continuar.

Perder el miedo a casarme por temor al divorcio

Perder el miedo a casarme por temor al divorcio:

 

Pasa en todas las cosas de la vida, en las que a veces no se hace algo por miedo a perderlo, y realmente, en la mayoría de las cosas precisamente por no atreverse a “tirar para adelante” nunca se llega a tener, siendo aún peor, pues por lo menos el que tiene algo y lo pierde por lo menos lo ha vivido o intentado vivir con el proyecto que sentía que quería vivir.

 

Miedo a casarme y contraer matrimonio no puede en ningún caso estar condicionado a la posibilidad de que salga mal y llegar a la separación o el divorcio, pues precisamente la existencia de mecanismos para suspender o disolver el matrimonio que con el tiempo no se desea, es algo positivo. El único motivo de temor podría ser no tener la opción de acudir a la separación o el divorcio, o que el proyecto común no fuera sólido, viable y con ilusión.

 

En nuestro bufete no queremos romper parejas felices, sino facilitar de aquellas que no lo sean tengan mecanismos legales accesibles para adaptar la regulación a sus necesidades familiares.