DivorcioLandia.com

Pertenece al grupo divorcieitor.com

DivorcioLandia.com - Pertenece al grupo divorcieitor.com

ME VEO EN LA CALLE O DEBAJO DE UN PUENTE, ¿QUE HAGO?

ME VEO EN LA CALLE O DEBAJO DE UN PUENTE, ¿QUE HAGO?. LUCHA POR TUS DERECHOS.

 

Se suele decir que en los divorcios o separaciones, uno de los cónyuges, normalmente se suele pregonar respecto del hombre, se queda arruinado, literalmente en los casos peores debajo de un puente, en la calle, sin casa, dinero, trabajo, ni correlativamente dignidad. Pues bien, se debe de partir de la base de que todo procedimiento de ruptura supone un empobrecimiento económico para ambos miembros del matrimonio, cuestión que es natural y razonable, debiendo de compartir de un modo equilibrado dicho perjuicio, el problema es que no siempre es así, debido a los abusos de una de las partes, que lejos de salir perjudicada, sale beneficiada con toda la regulación favorable.

 

En los casos en los que existen bienes comunes con cargas, hijos comunes menores de edad.. etc, los cónyuges deberán de dejar a un lado sus rencores y reproches, y por encima del ánimo de causar mal a la otra parte, deben de unirse y ponerse de acuerdo en todo lo posible, pues es el interés directo e indirecto de ambos, desde el momento en el que se acaba en un juicio por lo contencioso el resultado, la sentencia, que pondrá fin al procedimiento y regulará en adelante sus vidas, será impuesta por el Juez, lo que evidentemente nunca será tan satisfactorio para las partes como el acuerdo natural, en el que sin egoísmo, se debería de transigir por ambas partes, pues de lo contrario en caso de enfrentamiento, las dos partes pueden salir perjudicadas, y en algunos casos sólo una de ellas, teniendo casos en los que un de las partes acabó desahuciado de su propia casa, embargado y sin relación con las hijas comunes, ¿y qué se puede hacer en esos casos?, seguir adelante, y pelear tanto en la vida real como en la judicial para conseguir un resultado lo más justo posible, en nuestro despacho defendemos a nuestros clientes de verdad, buscando su mayor beneficio, consúltenos, las consultas son gratuitas.

¿QUE HAGO SI MI PAREJA NO ACEPTA LA SEPARACION?

¿QUE HAGO SI MI PAREJA NO ACEPTA LA SEPARACIÓN?.

 

En los casos en los que uno de los miembros del matrimonio quiere separarse o divorciarse, pero la otra parte no, surge la difícil situación, a la que se enfrentan ambos cónyuges:

 

El cónyuge que toma la decisión: Tiene la expectativa de que el otro cónyuge acceda al acuerdo con el paso del tiempo, pero con el miedo de que se demore en el tiempo, y se acabe inevitablemente en el proceso contencioso, pero más tarde de lo debido.

 

El cónyuge que no toma ni quiere la decisión: Tiene la expectativa de que el otro cónyuge recapacite y desista de la pretensión de la separación, mientras tanto aprovecha para tratar retrasar el hipotético momento de la ruptura.

 

Por ello, algunas negociaciones se alargan en el tiempo, pues ambas partes tienen la aspiración de que la otra parte ceda, sin recapacitar realmente sobre la capacidad de ceder por si mismo en atención de las peticiones y necesidades del oto o la otra. Sólo vamos a realizar una reflexión, ¿hasta que punto merece la pena mantener un matrimonio en el que no se puede entender si tan siquiera que necesita la otra parte?, ¿en que momento deja o ha dejado de ser tan importante como para seguir adelante?, las segundas vueltas nunca suelen ser buenas, y normalmente es síntoma de que efectivamente se debe de dejar la relación de un modo sano y respetuoso.

DUDAS DESPUES DE LA SEPARACION DE MI MATRIMONIO

DUDAS DESPUÉS DE LA SEPARACIÓN DE MI MATRIMONIO:

 

Los matrimonios que en la actualidad acuden al procedimiento de separación matrimonial, y no al divorcio, es, normalmente, debido a que la ruptura no es clara, sino que el matrimonio no está atravesando una fase buena de su relación,  que se encuentra en un momento de incertidumbre, desconociendo si la ruptura será definitiva o será un bache momentáneo, salvable. Las dudas siempre existen, ¿hago bien?, ¿me espero?, y nunca se sabesi estamos acertando o por el contrario nos estamos precipitando, o como actuar adecuadamente.

 

Siempre y cuando, el procedimiento sea de separación y no de divorcio, cabrá la reconciliación matrimonial, volviendo al matrimonio pleno, con vigencia desde el momento de su celebración inicial, lo que no podrá realizarse si el procedimiento tramitado, fuera el de divorcio. Por todo lo referido, las dudas después de la separación de un matrimonio, son normales, por lo que habrá que dejarse llevar por la esencia del matrimonio, si se considera que merece la pena a postar por él y, sensu contrario, cortar cuanto antes, evitando el sufrimiento propio, y que el otro cónyuge no sepa sus sentimientos, y pueda actuar en consecuencia, pues tiene derecho a ello.

¿QUE ES LO MAS DOLOROSO Y PEOR DE UNA SEPARACION?

¿QUE ES LO MAS DOLOROSO Y PEOR DE UNA SEPARACION?.

 

Lo más doloroso en los casos de separación matrimonial o divorcio, ya no es sólo el sufrimiento propio, sino, además y muy especialmente, el que se genera a los demás, tanto a los hijos, como a los padres, como amistades comunes y personas allegadas, ya que los cónyuges lo tienen o deberían tener más o menos asimilado, pero, para las terceras personas, no deja de ser un hecho nuevo y sorpresivo, aunque se pueda esperar, al ser hechos de pareja, que se suelen quedar de puertas para dentro, a la gente le suele “pillar” de imprevisto.

 

Después de la separación o el divorcio, se inicia una nueva etapa de la vida, aunque no se quiera, pues se modifica totalmente el entorno familiar y personal, pues por muy buena relación que exista, no es lo mismo, y siempre será una de las cosas más dolorosas y peores de la ruptura matrimonial, todo ello, según las propias manifestaciones de los clientes y clientas que llegan a expresar dicha situación, a la que según indican, no se hubieran he

cho a la idea nunca de hasta que punto supone un cambio radical en sus propias vidas, como en la de todos lo que le han rodeado, con diferentes reacciones, de rechazo, de apoyo, de distanciamiento, de indiferencia.. etc, pues son pocos los matrimonios que una vez separados pueden mantener una relación verdaderamente natural, pues es difícil, pues existen sentimientos encontrados: celos, amor, envidia, frustración, reproches, cariño, soledad… etc.

QUIEN SE QUEDA CON EL PISO DE ALQUILER EN CASO DE SEPARACIONES

QUIEN SE QUEDA CON EL PISO DE ALQUILER EN CASO DE SEPARACIONES:

 

Normalmente, tendrán derecho a mantener la vigencia de un determinado contrato de alquiler como parte arrendataria, el inquilino, que es la persona que así conste en el contrato de alquiler, por tanto, en el caso de que el contrato esté a nombre de uno sólo de los esposos, ese cónyuge será el que tendrá derecho a mantener el uso y disfrute de la vivienda, así como las obligaciones que corresponda. Puede acceder a más información en el enlace: ABOGADOS DESAHUCIO EXPRESS, especializado en cuestiones arrendaticias.

 

En los casos, en los que ambos cónyuges sean la parte arrendataria, por que de ese modo conste expresamente en el contrato de alquiler, habrá que llegar a un acuerdo extrajudicial, o en su defecto, esperar a que la resolución judicial que corresponda establezca el régimen de uso de la vivienda, que podrá ser de uno sólo de los cónyuges, o de ambos en periodos iguales de tiempo alternos. En los casos en los que existen hijos comunes, se dará prioridad a la atribución del uso y disfrute del padre o la madre a la que se le atribuya la guarda y custodia.

 

 

 

 

CONSECUENCIAS JUDICIALES DE LA INFIDELIDAD EN EL MATRIMONIO

CONSECUENCIAS JUDICIALES DE LA INFIDELIDAD EN EL MATRIMONIO:

 

En la actualidad no existe causa de divorcio o separación matrimonial, por lo que en el cauce de un procedimiento de familia de naturaleza contenciosa, podrá alegarse la infidelidad de uno de los esposos, ya sea la mujer o el marido, pero no podrá suponer una ventaja por el injusto que supone. Por ello, la sea usted la persona que ha sido presuntamente infiel, o su pareja, no tendrá directamente ninguna consecuencia negativa, de hecho, es mal visto en lo Juzgados dicho argumento, pues es desafortunado e innecesario, que resta atención de lo importante, para desviarlo a cuestiones morales o éticas que en ningún caso serán valoradas judicialmente.

 

Mediando infidelidad, o no, por una o ambas partes, ambos cónyuges tienen derecho a solicitar la separación o el divorcio, sin que se pueda la otra parte oponer a ello, cuestión diferente, es la regulación accesoria que corresponda (hijos comunes, bienes y deudas… etc), respecto de las que se podrá realizar la petición y prueba que corresponda, considerándolo hecho controvertido, a resolver en el juicio por sentencia.

 

En lo que respecta a cuestiones emocionales y sentimentales, puede acceder a la web DESENAMORARTE.COM, que trata todas las connotaciones psicológicas ayudando a superar la ruptura, o en su caso y con carácter previo, tomar una decisión acertada en cuanto a la continuidad o no de la relación de pareja, perdonando, o no, la infidelidad.

¿ES DELITO LA INFIDELIDAD MATRIMONIAL?

¿ES DELITO LA INFIDELIDAD MATRIMONIAL?.

 

La infidelidad no es delito, ni tan siquiera es ilegal, pues cualquier persona puede tener las relaciones sentimentales y sexuales, siempre y cuando se ejerzan de modo libre por parte de los intervinientes. Cuestión diferente es que moralmente, sea una actitud reprobable, más aún cuando existe matrimonio, más aún en casos con hijos, y no existe separación de hecho.

 

Habría que diferenciar tres situaciones de infidelidad matrimonial que moralmente serán totalmente diferentes:

 

  • Matrimonios unidos en los que ni tan siquiera se ha planteado la posibilidad de divorciarse o separarse.
  • Matrimonios que han roto, han procedido a la separación de hecho, pero que no han iniciado trámites de divorcio o separación.
  • Matrimonios que no sólo han cesado la relación sentimental, sino que además han presentado la demanda de separación matrimonial o divorcio.

 

Para obtener más información acceda al enlace:  DIVORCIO POR INFIDELIDAD. Como ya hemos indicado la infidelidad no es delito, se puede realizar libremente, pero evidentemente, rompe la confianza y falta del modo más absoluto el respeto al cónyuge que pretendía mantener el matrimonio, que con la infidelidad, se perjudicará gravemente. No hay necesidad de mantener un matrimonio que no es deseado, de tal modo que si se deja de querer, por el motivo personal que corresponda (que ni tan siquiera hay que alegar en el proceso judicial), se debe de ser valiente y dejar una relación, para comenzar otra, y no se puede pretender mantener dos relaciones y vidas paralelas.

PAPELES PARA SOLICITAR SEPARACION MATRIMONIAL EN ESPAÑA

PAPELES PARA SOLICITAR SEPARACIÓN MATRIMONIAL EN ESPAÑA:

Los papeles o documentos necesarios para tramitar un procedimiento de divorcio express o separación matrimonial amistosa de mutuo acuerdo en España son los siguientes:

 

  • Certificado literal de matrimonio: Se obtiene en el Registro Civil en el que se inscribió el matrimonio.
  • Certificado literal de nacimiento de los hijos, de existir: Se obtiene en el Registro Civil en el que se inscribió el nacimiento de los hijos.
  • Certificado de empadronamiento de al menos uno de los esposos: Se obtiene en el correspondiente  Ayuntamiento en el que se esté empadronado, tramitándose el procedimiento de separación o divorcio en el Juzgado al que pertenezca.

Habrá que redactar y firmar un convenio regulador que contiene todas las condiciones que regularan el divorcio o la separación, una vez sea aprobado por el Juzgado, de ello se encarga el despacho de abogados que tramite el procedimiento, en el caso del nuestro, sin compromiso de contratar finalmente los servicios profesionales, pues ofrecemos un precio económico, una tramitación sencilla, y enfocada desde la confianza cliente y abogado.

DIVORCIO Y SEPARACION SIN EL CONSENTIMIENTO DE MI EXMARIDO O EXMUJER

DIVORCIO Y SEPARACIÓN SIN EL CONSENTIMIENTO DE MI EXMARIDO O EXMUJER:

 

En los casos de separación o divorcio sin consentimiento de ambos cónyuges, ya sea el marido o la mujer (exmarido o exmujer) estaremos ante un divorcio contencioso, pues a pesar de que exista un procedimiento de divorcio express o separación de mutuo acuerdo amistoso para el que no es necesario el consentimiento inicial de ambos (basta con el de uno de ellos), será imprescindible la ratificación del convenio regulador en el Juzgado, para lo que indiscutiblemente será necesario el consentimiento y colaboración de ambos cónyuges.

 

Por ello, en conclusión, en los casos de procedimiento de familia, tanto divorcio y separación matrimonial, como la guarda y custodia de hijos comunes extramatrimoniales, será obligatoria la participación de ambos, de modo, que sólo existirá la posibilidad de tramitación por lo contencioso, divorcio sin acuerdo, que a pesar de ser más costoso económicamente, lento y complicado (pues existe celebración de juicio) permitirá la disolución del vínculo matrimonial indiscutiblemente, pues no cabe oposición del que pasará a ser exmujer o exmarido a partid de la sentencia. Para más información no duden en acceder a: DIVORCIO SIN ACUERDO de nuestra web o a DIVORCIO CONTENCIOSO.

HACER COMPRA EN SUPERMERCADOS ANTES DEL JUICIO O SENTENCIA DE SEPARACION

HACER COMPRA EN SUPERMERCADOS ANTES DEL JUICIO O SENTENCIA DE SEPARACION:

En las separaciones de hecho en las que uno de los esposos, normalmente el marido, se va del domicilio familiar, legalmente no tiene la obligación de abonar pensión de alimentos respecto de los hijos comunes ni pensión compensatoria respecto del otro cónyuge, pero moralmente si que deviene obligado a los pagos o aportaciones que encada caso corresponda, que incluso podrán ser aportados en el correspondiente juicio, para justificar que o ha existido desentendimiento familiar.

 

Una buena opción en estos casos, es la de realizar compras periódicas en supermercados o grandes superficies que cuentan con servicio de entrega a domicilio, de tal modo que se tenga la certeza de que hasta que salga el juicio y posterior sentencia de separación o divorcio, la unión familiar tiene cubiertas sus necesidades básicas, ya sea por considerarlo justo o adecuado, o por interés de cara a la acreditación en juicio de la aportación en especie, compatible tanto con la custodia compartida como con la custodia materna o paterna.