EL MUNDO DEL DIVORCIO: FACIL, RAPIDO Y ECONOMICO

Divorcios express y Separaciones con o sin acuerdo e hijos. Convenios reguladores, abogados en Madrid

EL MUNDO DEL DIVORCIO: FACIL, RAPIDO Y ECONOMICO - Divorcios express y Separaciones con o sin acuerdo e hijos.  Convenios reguladores, abogados en Madrid

DIVORCIO INSEGURO

DIVORCIO INSEGURO:

 

Nuestros abogados tramitan todo tipo de divorcios express, preferentemente de mutuo acuerdo, lo que necesariamente requiere la solicitud inicial de los esposos, y su ratificación posterior, pues de lo contrario no podrá hacerse oficial.

 

El divorcio de mutuo acuerdo desgraciadamente supone tener que esperar hasta la ratificación judicial y posterior sentencia para confirmar el divorcio, pues hasta entonces el divorcio no es seguro, y por lo tanto podríamos definirlo como divorcio inseguro pues existe la incertidumbre o falta de certeza de que el otro esposos ratifique pues es una decisión propia libre y no vinculada a la firma inicial del convenio regulador.

DIVORCIO SEGURO

El divorcio debe de ser seguro, de modo que jurídicamente tendrá la garantía de que se tramitara de modo seguro conforme los requisitos y trámites legales del divorcio express de mutuo acuerdo, pero lo que no es disponible es la ratificación de los esposos en el convenio regulador, pues no existe la certeza plena de que el otro cónyuge acuda al Juzgado en el día señalado y que ratifique su solicitud de divorcio express, pues si no lo hace alguno de los esposos el procedimiento se archivará y no surtirá efectos, de tal modo que quedará como se suele decir informalmente en “papel mojado” no existiendo posibilidad de tramitar un divorcio seguro hasta el momento de la ratificación, pues cada esposos depende del otro para concluir el proceso, no existiendo posibilidad de obligar al otro cónyuge que se arrepienta y no quiera o pueda ratificar el convenio regulador. Nuestro despacho se ocupa de tramitar divorcios seguros mediante el asesoramiento adecuado, pero nunca se puede conocer a ciencia cierta la actuación del otro cónyuge a la que queda supeditada la viabilidad del proceso de divorcio express seguro.

DIFERENCIA ENTRE USO Y PROPIEDAD EN UN DIVORCIO O SEPARACIÓN

DIFERENCIA ENTRE USO Y PROPIEDAD EN UN DIVORCIO O SEPARACIÓN:

 

En un divorcio de mutuo acuerdo se debe de regular lo relativo al uso y disfrute de los bienes comunes, e incluso se puede realizar un proceso de divorcio de mutuo acuerdo amistoso se puede realizar la liquidación de la sociedad de gananciales y las propiedades que la compongan.

 

En un divorcio contencioso en cambio sólo se podrá regular el uso de los bienes comunes, pues la propiedad sólo se puede liquidar en un segundo proceso de liquidación de sociedad de gananciales (que puede ser de mutuo acuerdo o contencioso).

 

En ambos procesos se podrán regular cuestiones relativas al uso de los bienes y forma de abonar las deudas comunes pero lo que no se podrá en un proceso contencioso en liquidar la sociedad de gananciales por lo que es una ventaja adicional para optar por el proceso amistoso en los casos de divorcio express.

DURACION MEDIA DE UN DIVORCIO

La duración media de un proceso de divorcio en España varía en función del tipo de procedimiento y del Juzgado en el que se tramite:

 

En función del proceso podemos diferenciar dos tipos, el divorcio de mutuo acuerdo que suele tramitarse como norma general en un mes aproximadamente, y el contencioso que tiene un periodo mínimo de duración de seis meses.

 

Dependiendo del partido judicial en el que se presente la demanda de divorcio, y a su vez, del Juzgado al que se reparta dentro del mismo, pueden variar los plazos de duración media indicada pudiéndose tramitar en el mejor de los casos divorcios de mutuo acuerdo en una semana o 6 meses; y contenciosos con acuerdo en 2 meses, o en más de un años, por lo que es muy variable lo que crea gran inseguridad e incertidumbre a los litigantes.

DIVORCIO ENVIDIA Y MATRIMONIO

Como se suele decir tradicionalmente en España, la envidia es muy mala, pues el ser humano por su propia naturaleza tiende a desear lo mejor para si mismo, mostrando envidia, rencor o malos deseos respecto de los bienes o cualidades de otras personas.

 

Existe envidia matrimonial ab intra, o lo que es lo mismo, entre los propios cónyuges que componen un determinado matrimonio; y envidia matrimonial ad extra, que es aquella envidia del propio matrimonio respecto de otros matrimonios o terceras personas que cuentan con circunstancias favorables y positivas que se desearían para uno mismo, desarrollando un verdadero sentimiento negativo que conlleva a la infelicidad por medio de la frustración y deseo de lo ajeno, lo que en muchos casos supone el fracaso del mismo y que finalice en un divorcio, que además en muchos casos por el origen de los motivos del divorcio, en muchos casos de debe de realizar por la vía contenciosa.

 

El divorcio está en gran porcentaje de los matrimonios con envidia, y en otros no se desarrollo pero provoca múltiples conflictos entre los esposos a pesar de su mantenimiento.

MATRIMONIO INFELIZ CON HIJOS

MATRIMONIO INFELIZ CON HIJOS:

 

En aquellos matrimonios infelices, en el sentido de que no son capaces de entenderse, o tal vez no cuentan con el matrimonio que pretendían, pueden optar por dos opciones dependiendo de las características del caso concreto, o bien tratar de solventar los problemas familiares por medio de la mediación y el entendimiento; o acudir en el caso de que no sea posible a un proceso de divorcio express, pues en ocasiones será la única posibilidad inevitablemente, debiendo tratar de encontrar un punto de entendimiento de mutuo acuerdo evitando por tanto que se deba de acudir a un proceso de divorcio express contencioso que siempre será más complicado para todas las partes, especialmente para los hijos comunes, pues en los casos de matrimonios infelices con hijos, la prioridad debe de ser mantener y salvaguardar los derechos de los hijos comunes, aún más en los casos en los que sean menores de edad o incapacitados.

HACER MENOS TRUMATICO EL DIVORCIO

HACER MENOS TRUMATICO EL DIVORCIO:

 

Para hacer menos traumático el divorcio ambos esposos deben de cuidar las formas y mostrar respeto en todo momento a pesar de las diferencias que en definitiva son normales en todo proceso de divorcio, pues los procesos más traumáticos se producen cuando alguno de los esposos comienza a realizar actuaciones irrespetuosas que atentan contra la dignidad de la otra parte, o contra cuestiones importantes para esa persona, y más aún cuando es recíproco.

 

El peor caso se produce cuando existen hijos comunes menores de edad y se les “mete” o incluye dentro de la disputa para que tomen parte o decidan cuestiones que deben de ser resueltas por los progenitores, pues al igual que no se plantea la posibilidad de que un niño indique si desea, o no, ir al colegio, tampoco puede decidir sobre su guarda y custodia pues los hijos normalmente y más aún en cortas edades carecen de la madurez suficiente para tomar dicha decisión, y en muchos casos se producen chantajes emocionales, confusiones con versiones distintas, regalos, castigos.. etc.

 

Para hacer menos trumático el divorcio recomendamos, sobre todo, acudir a mediación familiar con intención mutua de entendimiento y flexibilidad y empatía.

DIVORCIO Y DERECHO DE USO DE LA CASA

En muchos casos de divorcio los clientes nos preguntas sobre que esposo se queda con el uso de la vivienda y cual abandona el mismo, siendo al igual que el resto de cuestiones a resolver en proceso de divorcio express de mutuo acuerdo una cuestión que en primer lugar deben de tomar los propios esposos conforme sus propios pactos familiares teniendo en cuenta sus circunstancias y deseos.

 

En segundo lugar y para el caso de que no exista acuerdo al respecto, en proceso de divorcio contencioso dará prioridad el Juez en su sentencia a los hijos comunes en le caso de que exista, y en segundo lugar amparará sobre todo al cónyuge más desfavorecida económicamente o en cualquier otro ámbito a considerar como relevante (por ejemplo salud,arraigo… etc). Por ello en nuestro despacho de abogados en todo momento tratamos de acercar las posturas de los esposos para lograr un acuerdo de divorcio que incluya la atribución justa del uso de la casa común, que puede ser incluso compartida, lo que supone múltiples conflictos en la mayoría de los casos.

SEPARACION Y ENTREGA DE LLAVES

En la gran mayoría de las separaciones matrimoniales se pasa de una situación de convivencia matrimonial a una atribución de la vivienda común a uno sólo de los esposos, debiendo el otro abandonar la vivienda familiar y buscar y ocuparse de buscar un nuevo domicilio, pues es principio esencial de la separación matrimonial la denominada de una forma un tanto arcaica “separación de cuerpos”.

 

Por ello, lo ideal es dejar constancia por escrito ya sea en el convenio regulador de divorcio o en documento a parte de la fiscalización de la convivencia, modificación de las circunstancias indicando que esposos quedará en posesión del inmueble, y hacer constar que la parte que finaliza su uso de la vivienda entrega las llaves de la misma.

 

La entrega de llaves en una separación matrimonial no supone directamente la renuncia de derechos, pero evidentemente en proceso de separación matrimonial contencioso se tenderá, ante la duda de mantener la situación actual pues es la que supone un menor cambio.

DIVORCIO Y ENTREGA DE LLAVES

En los casos de divorcio express, normalmente se pasa de una situación de convivencia matrimonial a la atribución del uso y disfrute de la vivienda conyugal a uno sólo de los esposos (pues una característica y esencia propia del proceso de divorcio es la cesación de la convivencia), caso en el que de mutuo acuerdo se deberá de acordar una fecha razonable para el abandono de la misma llevándose sus pertenencias personales, y sobre todo haciendo entrega de las llaves de la casa pues de lo contrario potencialmente tendría la posibilidad de volver a entrar.

 

Con independencia de que lo ideal sea cambiar la cerradura una vez que se ha acordado la atribución del uso de la vivienda familiar, la entrega debe de hacerse efectiva dentro de los parámetros fijado consensual o judicialmente, pues de lo contrario de deberá exigir en proceso judicial.