EL MUNDO DEL DIVORCIO: FACIL, RAPIDO Y ECONOMICO

Divorcios express y Separaciones con o sin acuerdo e hijos. Convenios reguladores, abogados en Madrid

EL MUNDO DEL DIVORCIO: FACIL, RAPIDO Y ECONOMICO - Divorcios express y Separaciones con o sin acuerdo e hijos.  Convenios reguladores, abogados en Madrid

DEMANDAS CRUZADAS, ¿QUE PASA SI LOS DOS ESPOSOS NOS DEMANDAMOS A LA VEZ POR LO CONTENCIOSO?

DEMANDAS CRUZADAS, ¿QUE PASA SI LOS DOS ESPOSOS NOS DEMANDAMOS A LA VEZ POR LO CONTENCIOSO?.

 

Muchos clientes se apresuran en ser los primeros en presentar la demanda de divorcio o separación a sabiendas de que su cónyuge, marido o mujer, también lo hará de modo coetáneo, con un margen de escasos días de diferencia, pero realmente tendrá consecuencias procesales, pero no afectara de modo relevante al resultado del procedimiento. Efectivamente, dependiendo de los casos, se valora qué parte tiene interés en el pleito y es parte demandante, y cual lo espera de un modo pasivo demostrando menos interés de la causa, a pesar de lo cual, si se cruzan las demandas (normalmente incluso en Juzgados distintos de un mismo partido judicial) ambas partes han interpuesto demanda frente al otro, no siendo relevante una diferencia de días, una semana, diez días o incluso 15 días, más no, aunque habrá que valorar cada caso.

La segunda demanda se acumulará en la primera; desde nuestro punto de vista procesal, tiene ventajas de cara al juicio ser parte demandante comparativamente a la parte demanda, principalmente por el hecho de que el cónyuge demandante es interrogado en segundo y último lugar, lo que supone que cierra la intervención de la parte demandante, que no podrá realizar derecho de replica alguno.

ESTOY HASTA EL GORRO DE MI PAREJA

ESTOY HASTA EL GORRO DE MI PAREJA:

 

Son frecuentes los matrimonios y parejas sentimentales que están “HASTA EL GORRO” por decir de un modo fino (realmente se suelen decir, dicho sea con perdón, palabras como “hasta los cojones”, “hasta el coño”, “hasta las narices”…etc), y ello denota un malestar que hay que analizar, pues puede ser un conflicto pasajero, o persistente, pues el hecho de que puntualmente se pueda discutir, no tiene necesariamente que ser malo, todo lo contrario, puede ser incluso ser positivo si se sabe enfocar como una prueba que puede fortalecer la relación, a pesar de lo cual, si se trata de un problema real y permanente, se deberá de poner medios para tratar e asunto con la importancia que se merece, pues de no controlar a tiempo esa rabia o problemas de entendimiento, lo que a priori es un matrimonio con problemas salvables o un matrimonio en situación de crisis matrimonial reconducible por la vía de mutuo acuerdo, se complica y enturbia perjudicando aún mas la relación y consumiendo, tiempo, dinero y complicaciones a ambos cónyuges en el contexto de un divorcio contencioso.

 

HASTA EL GORRO DE MI PAREJA.

IDAS Y VENIDAS EN SEPARACIONES MATRIMONIALES

IDAS Y VENIDAS EN SEPARACIONES MATRIMONIALES:

 

Los divorcio y separaciones matrimoniales son muy difíciles de entender y de tratar,  pues un muchos de los casos se producen “idas y venidas” en lo que respecta a la relación sentimental, de manera que se establece una regulación estable para regular la ruptura, y durante el proceso, o después del mismo, se proceden episodios de acercamiento o incluso reconciliación temporal o definitiva, lo que supone tener que anular todas las gestiones legales realizadas, lo que no será posible si ha sido declarado el divorcio.

 

Toda persona tiene derecho a disponer libremente de su vida, pero el problema que existe en derecho familiar, es que se mezclan los aspectos legales con los puramente emocionales, de manera que la postura legal suele mantenerse, pero no en cambio la personal psicológica respecto de la idea de continuar con la ruptura o anularla y seguir con la relación. Todas las familias discuten, tienen sus evidentes diferencias, pero antes de dar el paso de la separación o el divorcio, deben de sopesar muy mucho las consecuencias y detalles del procedimiento para no tener que volver atrás, pues normalmente la relación lejos de salir reforzada sale debilitada, y por tanto no deberá de plantearse la separación o el divorcio sino en el caso en el que se vea muy claro.